fbpx

Las librerías están vivas.

Para pensar, una silla que mira a la calle.

El tiempo se detendrá para que tus sentidos disfruten de esta gran experiencia.

La colonia Roma Sur parece suspendida en el tiempo, queriendo aferrarse a un momento en el pasado, cuando caminas por sus calles se puede sentir esa tranquilidad que, en una ciudad como la CDMX,  parece imposible. Por las mañanas la brisa te transporta a un lugar diferente, quizá a ese pasado al que está atado la colonia.

Mucho más adentro sobre la calle Bajío encontrarás un pequeño local que ya desde unas casas antes emana un olor muy peculiar, algo entre vainilla, café, libros y almendras. Cuando el aroma te lleve hasta su entrada podrás descubrir una pequeña librería y un café que te atraparpán al instante. En un abrir y cerrar de ojos te encontrarás con un libro en la mano y un café sobre la mesa, el tiempo se detendrá para que tus sentidos disfruten de esta gran experiencia. Como si nunca hubieses salido de casa, entre taza y taza se podría pasar toda la mañana o incluso se podría usar ese tiempo de la tarde para disfrutar de uno mismo, de la paz de escuchar aquellos pensamientos que con el ruido de los carros parecen ni siquiera tener importancia.

Esos detalles que pasan desapercibidos con tantos ruidos cobran sentido cuando un lugar tan cómodo y especial nos proporciona el ambiente perfecto para conectar con nuestros pensamientos y más allá de encontrar respuestas nos damos cuenta de lo importante que es escucharnos.

No importa si es en compañía de un libro o de ideas, el café de este lugar es perfecto a cualquier hora y para cualquier situación. Lo puedes encontrar en el número 156 de la calle Bajío de la Roma Sur, ¡seguro que te encantará!