fbpx

Una odisea en el mundo de los coleccionistas de libros

Han pasado varios meses desde mi última publicación sobre el tema. Desde el día en que conocí a Emiliano Mendoza, mi investigación tomó un rumbo completamente nuevo. Decidí tomar una licencia para dedicarme por completo a investigar a un misterioso y fascinante personaje en la Ciudad de México: el Dr. Sámano.

Todas las personas que están inmiscuidas en el mundo de los libros, el coleccionismo o que son libreros ha oído hablar de él, han interactuado con él, bueno, no directamente; al parecer es una persona muy cautelosa al momento de elegir con quien interactuar, los murmullos del gremio comentan que las pocas personas que han cruzado palabras con él, es un deleite cultural, una experiencia que enriquece y cautiva. Anhelo profundamente tener la oportunidad de hablar con él algún día.

Debo confesar que seguirle la pista ha sido una tarea apasionante para alguien que ama su profesión. A lo largo de mi carrera, investigar a fondo un tema representa años de investigación, argumentación sólida y revelación de verdades ocultas. En este momento, me encuentro inmerso en la investigación más ambiciosa de toda mi vida.

Durante este tiempo, he tenido el privilegio de acceder a diversas bibliotecas de coleccionistas en México, además de Emiliano Mendoza. Rastrear y contactar a los dueños de estas bibliotecas ha sido un desafío importante en mi labor de relaciones públicas. Ganarse la confianza de estas personas no ha sido tarea fácil, ya que el mundo está lleno de impostores y la atracción que ejercen los estantes llenos de libros especiales a menudo ha llevado a desilusiones entre los propietarios de estas joyas literarias.

En más de una ocasión, me han cerrado la puerta en la cara tan solo al mencionar mi interés por el Dr. Sámano. Los coleccionistas son los guardianes más leales de su legado, y protegen su labor e identidad con la misma pasión que protegerían uno de los libros que residen en sus estantes.

Por el momento, aquí concluyen mis comentarios. Estaré enviando algunos de los hallazgos y maravillas que mis ojos han tenido el privilegio de presenciar durante este viaje de investigación. Agradezco profundamente su confianza y les envío un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos comunidad de lectores
Categorías