A causa de la emergencia sanitaria

Gredos

Cuando lo ví me pareció increíble que existiera tal encuadernado, ante mis ojos apareció el libro ideal, ¡Perfecto! En toda la extensión de la palabra.

Por: Tina Libroviejo

Cuando lo ví me pareció increíble que existiera tal encuadernado, ante mis ojos apareció el libro ideal, ¡Perfecto! En toda la extensión de la palabra. De admirarlo paso a ser completamente mío. (por lo menos mi inocencia eso quiso creer)  La combinación entre majestuoso y austero de sus portadas prestos para que yo lo admirara como a un Dios. Era un Gredos.
Me encariñe cada día más; no pasaba un día sin admirar y querer con prisa a que fuera solo mío, de nadie más debían ser esas hermosas letras doradas… ¡Su lomo!

Cuando lo empecé a leer me di cuenta con tanto dolor que nunca lo iba a comprender, me gustaba lo más superficial, pero al adentrarme en él me encontré cada vez más confundida… mi desamparo iba en aumento pues era tan difícil de aceptar que solo soy una lectora más …

Supe que mi destino sería desearlo eternamente. No me acostumbro, su tapa dura ejerce un extraño efecto de encantamiento ya que, pues puedo contemplarlo por largas horas y termina gustándome más…

Un día, uno de los más tristes de mi vida no estaba para mí,  alguien más estaría admirando su grabado y peor aún ; descifraría lo que yo no… ¿Tendrá alma?
Días enteros muriendo por ese vacío en mi estantería ¿porque tenía que enamorarme de un libro así?

¡¡¡Lo odio!! mis entrañas se sienten consumir de tanto fuego interno. ¡Estupido Gredos! Tengo que sacarlo de mi mente no es justo morir, aunque sea por una obra maestra. No, no ¡Noooooo! Los días son oscuros sin sentido. Las historias, los cuentos, los encabezados del periódico son enjambres de moscas que no dicen nada.

¡No quiero sentir más esto! ¡quiero volver a leer! ¿porque las letras ?¿porque seguir representa seguirlo pensando?

-¡Tenía que ser!  nada se queda en su lugar ¡Dios! – pero qué libros tan torpes, he pasado varias veces por aquí y este tonto vuelve a estar en el piso-….
Estás ganas de llorar -oh, lo siento pequeño rústico , no es tu culpa… – ven -Pero – vaya nunca imaginé que guardarás tanta belleza-
¿Porque nadie pregunta por ti?
Eres increíble, podría pasar todo el día a tu lado….
¡Oh! Si no tengo cuidado tu encuadernado se verá afectado ¿Cómo es que guardas tu sabiduría en un empastado tan frágil?
En casos como el tuyo lo mejor será una intervención… ¿Cómo te pude ignorar por tanto tiempo?
Me pregunto si te hubiera prestado atención desde hace tiempo.

He vuelto a leer, revistas, tapas duras, rústicos, periódicos, enciclopedias, PDF, holandeses, ilustrados… ya no duele.

Mi pequeño rústico ya no necesita caerse para que yo le preste atención es ¡tan querido! Todas las mañanas durante el desayuno me regala un cuento o dos si me doy prisa.

El hermoso Gredos sigue hermoso su empastado de magistral terminado lo mantiene bello como el primer día. Puedo pasar a su lado largo tiempo acariciando su gallardo lomo, juego entre mis dedos su listón separador….

¡Oh! Cabe mencionar que después de ese Gredos, aprendí a tomar la calma de encontrar lo que yo tengo que leer, ¡es mágico, en pocas líneas un gran aprendizaje!

También aprendí que los libros son propios, sí; pero tienen tal autonomía que deciden que no serás la única lectora, los libros más prestigiosos, más aún si son bellos, son los más deseados.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter

Gredos

Cuando lo ví me pareció increíble que existiera tal encuadernado, ante mis ojos apareció el libro ideal, ¡Perfecto! En toda la extensión de la palabra.

Mica

La gatita Mica 🐾

Camina por las bancas de afuera de la librería y se contonea sin detenerse, no importa que tan insistente sea tu llamada, nunca lo hace.

Disciplina Azteca

Disciplina Azteca

Le realice la pregunta protocolaria de ¿Cuánto quieres por tus libros? Y justo me respondió la cantidad que pensaba pagar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *